Inicio Atlético de Madrid Manolo Ruiz Sosa: Alma, corazón y fútbol

Manolo Ruiz Sosa: Alma, corazón y fútbol

649
0
Compartir
Ruiz Sosa, Manolo Haro y Amadeo Pérez

Juan A. Águila.- Manuel Ruiz Sosa (Coria del Río, 10 de abril de 1937). Como jugador militó en el Sevilla FC, donde estuvo 8 temporadas, pasó por el Atlético de Madrid, con el que consiguió un Campeonato de Liga y otro de Copa.Tras dejar el Club colchonero jugaría en el Linares CF y colgó las botas en el Granada CF.  Fue internacional en cinco ocasiones. Debutó ante Inglaterra en Londres en 1960 y se despidió frente a Marruecos en Madrid en 1961. Centrocampista que mezclaba a la perfección la garra con la calidad técnica, clase y contundencia. Posteriormente empezaría su andadura en los banquillos.

Ruiz Sosa llegó al Real Jaén poco después de retirarse como futbolista. Su primera experiencia fue en la temporada 72/73. No estuvo demasiado tiempo. Dimitió en la jornada sexta, pero se fue a la novena. Regresó al conjunto del Santo Reino en la campaña 75/76. Su éxito fue rotundo. Quedó campeón del grupo cuarto de Tercera División y condujo al Real Jaén a la División de Plata. Al curso siguiente (76/77), en Segunda, el equipo protagonizó, posiblemente, la temporada más brillante de la historia reciente de la entidad. Fue cuarto en la clasificación y se quedó a sólo dos puntos del ascenso a Primera División, tras el Sporting de Gijón, el Cádiz CF y el Rayo Vallecano. Había un auténtico equipazo. Los Aguinaga, Monterde, Machado, José Luis, Lacalle, Zubitur etc… protagonizaron un ejercicio impresionante al que solo les faltó la guinda del ascenso.

 Se marchó y volvió un año después (Temporada 78/79), pero no pudo evitar el descenso a Segunda B tras tres años en la División de Plata. En los años ochenta, Ruiz Sosa también dirigió al Real Jaén. En el campaña 84/85 llegó para sustituir a Juanjo. Acabó la campaña y comenzó la siguiente, aunque fue destituido tras la decimosexta jornada. José María García de Andoín ocupó su puesto.

Ruiz Sosa fue un técnico que marcó época por sus métodos y por su forma de entender el fútbol. Todavía, hoy día, muchos aficionados recuerdan la personalidad y el temperamento de un hombre que se entregó en la defensa de los colores del Real Jaén. 

Tres genios: Ruiz Sosa, Luis Aragonés y Rogelio

En todos estos años, el técnico coriano dejó su impronta en el equipo y en cuantos lo conocieron. Siempre que visitaba Jaén, que lo hacía con relativa frecuencia, recibía el cariño de sus gentes. Y siempre repetía lo mismo: Jaén era su casa. Sentía el club y la ciudad como algo propio. 

 Es  hasta el momento el segundo entrenador con más partidos oficiales dirigidos, con 195 en su haber. Únicamente lo supera Tolo Plaza, con 229, también desaparecido ya. El sevillano obtuvo 81 victorias, 53 empates y 61 derrotas. El equipo marcó 238 goles y recibió 198. Totalizó 199 puntos. 

Ruiz Sosa también tuvo una experiencia, aunque breve, en el banquillo del Linares CF, al que entrenó en la Liga 79/90. No acabó la temporada, porque fue sustituido por Eduardo Gómez, “Lalo”. También entrenó al Alcoyano, Granada y Coria. Estuvo como director técnico del Sevilla CF varias temporadas hasta que sus problemas de salud le impidieron hacer su actividad.

Ruiz Sosa se marchó para siempre en 2009 a los 72 años tras sufrir una penosa enfermedad y con él se fue un pedazo de historia muy importante del fútbol sevillista y como no, una figura irrepetible en la historia del Real Jaén.

 

Fotos: Archivo Juan A. Águila