Inicio 1ª División Adiós Europa, adiós

Adiós Europa, adiós

182
0
Compartir

efe rakitickOsasuna 2-1 Sevilla FC.
Imagen: EFE.

El Sevilla FC ha perdido hoy por 2-1 ante un Osasuna que apostó fuertemente por la victoria, y en el que el Sevilla se mostró desaparecido en la mayor parte del encuentro. Con este resultado, las pocas esperanzas europeas de los visitantes quedan muertas; y Osasuna permanecerá un año más en la Liga BBVA.

En el primer período el dominio del juego fue abrumador para Osasuna, que contó con las ocasiones más claras. La primera oportunidad vino en un centro colgado por Marc Bertrán, que De las Cuevas cabeceaba solo en el segundo palo y el poste evitaba el primer gol en el Reino de Navarra. Después, la segunda ocasión rojilla vino de la cabeza de Rubén, que remataba una falta colgada al área por Masoud, pero el balón se perdía por poco por encima de la portería defendida por Beto.

El Sevilla FC por su parte, se mostraba errático y embotellado en su propio campo, sin aparecer por las inmediaciones del área rival. Aún así, a falta de dos minutos para que ambos equipos se retirarán al descanso, Botía tenía en sus botas la ocasión más clara para el cuadro de Nervión, pero Andrés Fernández solventaba la ocasión con tranquilidad, ya que el central del Sevilla remató flojo entre los tres palos. Con todo esto, Muñiz Fernández decretaba el fin del primer tiempo con las tablas en el electrónico, a pesar de que Osasuna mereció un premio mayor.

En la reanudación de la segunda parte, el partido cambiaba drásticamente de dueño, debido a que la reacción del Sevilla FC no se hizo esperar. Unai Emery movía el banquillo dando salida a Cicinho por Coke, dotando de más profundidad la banda derecha sevillista. Por este carril precisamente sería por donde llegaría el primer gol del partido en el minuto cinco, en una jugada formidable de Jesús Navas que daba en profundidad el balón a Álvaro Negredo, que con un amago extraordinario, sentaba a Andrés Fernández e introducía el esférico dentro de las mallas.

El gol suponía un jarro de agua fría para los locales que veían como, a pesar de dominar con claridad la primera mitad, en los primeros minutos de la segunda parte se ponían por detrás del marcador, gracias a la nueva versión mostrada por el Sevilla FC en esos momentos. Sin embargo, poco pudo disfrutar el equipo rojiblanco de la ventaja, ya que en el minuto diecisiete de este período, Patxi Puñal fusilaba la escuadra de la portería visitante con un zapatazo desde la frontal del área, que hacía inútil la estirada del cancerbero visitante Beto.

Con el empate en el partido, Osasuna ponía de nuevo la superioridad sobre el césped y el arreón sevillista se difuminaba como un suspiro, contando de nuevo el cuadro navarro con las mejores ocasiones para remontar el resultado. Tal fue así la reacción de Osasuna, que en el minuto cuarenta y siete de la segunda mitad, Cejudo hacía el segundo para los locales en un espléndido lanzamiento de falta.

Tras esto, Osasuna alentado por su hinchada defendió con uñas y dientes la victoria que le garantizaba la permanencia en la Liga BBVA, aunque el Sevilla no desistía en su empeño de conseguir el empate. Lo tuvo en las botas del delantero Álvaro Negredo, pero Andrés Fernández de nuevo, interceptó el esférico de forma providencial.

Sin tiempo para más, y con los tres minutos de añadido culminados, el colegiado puso punto y final a un choque que mereció claramente ganar  Osasuna, garantizando con ello su permanencia, a pesar de que el Sevilla se pusiera por delante en el marcador. Con este resultado, de nuevo quedó patente la inoperatividad mostrada por los sevillistas fuera de su feudo, el Ramón Sánchez Pizjuán.