Inicio Opinión Miguel A. Pulido La crisis económica en España afecta a los deportistas más jóvenes

La crisis económica en España afecta a los deportistas más jóvenes

484
0
Compartir

letiLeticia Costas Moreira, pontevedresa de 23 años y número 179 del mundo en 2012 cuelga la raqueta.

Leti era una de las tenistas españolas con mayor proyección del panorama nacional, pero las lesiones y la falta de sponsors en un deporte tan costoso como el tenis nos privarán de ver su gran drive y su tremenda capacidad de lucha en canchas de medio mundo. Tras mucho meditarlo,  Leti anunció su adiós al tenis profesional.
Leticia comenzó a jugar con 5 años en su ciudad natal, y con 14 años la RFET se fijó en ella y se la llevó al CAR de San Cugat. Esta chica tenía algo especial, una zurda con mucha potencia que nunca terminó de explotar pero que años después, con el grupo de entrenamiento de Alejo Mancisidor, alcanzaría su máximo nivel. Entrenar con jugadoras veteranas como María José Martinez Sanchez, su compañera gallega Lourdes Dominguez o Nuria Llagostera, le ayudó a crecer hasta alcanzar sus cotas más altas de juego, algo que la llevó a jugar las Previas del Us Open, Australian Open y Roland Garros.
Seguramente su techo era altísimo, pero la falta de torneos femeninos en España debido a la crisis económica actual hace que nuestras chicas tengan que invertir el doble de dinero en viajes para jugar en otros países. Desgraciadamente, torneos como el WTA de Barcelona o Marbella han desaparecido y en España sólo nos queda un torneo del máximo nivel, el Mutua Madrid Open, que la temporada pasada le daba una Wild Card para competir con las mejores. Leticia no la desaprovechó y venció a la francesa Alizé Cornet, tenista que ocupa esta semana el puesto 23 del ranking mundial WTA, siendo Leticia la 420. Seguramente no es tanta la diferencia de nivel entre una y otra, como se mostró en la pista central del Mutua Madrid Open, pero a veces nunca llega ese golpe de suerte que te hace despegar.
Con la ayuda de su familia y de sus amigos, Leticia mira hacia un futuro más próspero donde compaginará su reto de dar clases de tenis a niños en el Real Club de Tenis Barcelona con su carrera de Derecho. Leticia siempre fue una jugadora muy seguida y muy querida por los aficionados españoles, entre los que me incluyo, por su capacidad de lucha y sus grandes cualidades como tenista. Nunca estuvo sola en la pista y nunca estará sola ahora en su nueva vida, es lo que tiene ser una gran persona.