Inicio Opinión José Ramón Torres ¿Véis? ¡no muerden!

¿Véis? ¡no muerden!

382
0
Compartir

A veces es necesario respirar y dejar pasar un poco el tiempo para analizar el enésimo partido del siglo. No dejarse intoxicar por portadas forofistas y alejadas del análisis que demanda la “mayoría” de la gente que las lee. Con la perspectiva que da el tiempo, sigo teniendo fija una idea en la cabeza. Los jugadores y el técnico del Madrid tuvieron miedo otra vez al Barça. Y si tienes miedo, te acaban mordiendo aunque el “agresor” tuviera más pinta de “caminante” que de depredador.

Siempre digo lo mismo. En este país es muy fácil ser entrenador. Todos lo somos aunque no ejerzamos y todos tenemos una opinión pese a que no sepamos. Pero analizando la alineación que presentó el Madrid queda una cosa clara: cuando haces muchos cambios, y ubicas las piezas en un lugar que habitualmente no colocas, es porque piensas en exceso en tu enemigo. Eso transmite dudas, las dudas se plasman en el campo, y eso genera miedo, y además se lo transmite al aficionado. Es la sangre que “los caminantes azulgranas” necesitaron para alimentarse y atacar.

Cuando Ancelotti cambió las piezas a un lugar más habitual, la cosa cambió, y los “mordidos” pasaron a ser los “mordedores”. El problema es que no atinaron a morder donde hacía falta.

Seis puntos son muchos. Yo dije aquí hace unas semanas que el Madrid había dicho “ciao” a la Liga tras quedarse a 5 puntos del Barça. Ahora digo que también, aunque la segunda parte del Madrid abre la puerta a la esperanza. Pequeña pero real. Los jugadores y el cuerpo técnico se han debido dar cuenta de que el miedo no lleva al éxito. Y que el Barça es muy bueno aunque no brille, pero es vencible. El Madrid le puede ganar siempre. Pero nunca si se pone los pañales como hacía Cruyff cuando iba al Bernabéu.

De los errores se aprende. Esa es la moraleja del Clásico para el Madrid. Y para su entrenador. Son profesionales de esto, cobran excesivamente bien y tienen poco trabajo cada día. Tienen tiempo para reflexionar. Todos.

Por cierto, si tanto se queja todo el mundo del árbitro, si tan mal lo ha hecho…tienen razón, aunque los blancos tienen más motivos. Viendo los precedentes hace unas jornadas pregunto sin acritud: ¿El árbitro del Clásico está ya en la nevera?