Inicio 1ª División Análisis del rival del Granada CF: El primero de la otra Liga

Análisis del rival del Granada CF: El primero de la otra Liga

581
0
Compartir
Imagen: LaLiga

 

Imagen: LaLiga
Imagen: LaLiga

Jorge Ruiz.- A las 20:30 horas en El Madrigal, el Granada CF luchará por alejarse de la zona de descenso ante un Villarreal que se postula como el líder de la llamada «otra Liga».

Balón parado: Denis Suárez o Samu Castillejo suelen lanzar las faltas escoradas y córner, aunque Bruno Soriano es el encargado de ejecutar las jugadas cerca de la frontal. Bailly, Musacchio. Soldado y Víctor Ruiz van bien de cabeza.

Último resultado: Espanyol 2-2 Villareal.

 

El primero de la otra Liga

El Granada visita hoy uno de los campos más complicados de Primera División, El Madrigal. Allí les espera a los rojiblancos un Villarreal que está instalado en una cómoda cuarta posición, justo por detrás de los tres equipos que van a luchar por el título de liga: FC Barcelona, Atlético de Madrid y Real Madrid. Además, el cuadro dirigido por Marcelino García realiza un fútbol atractivo para el aficionado tanto amarillo como al fútbol en general gracias al estilo combinativo con el que suele jugar el Villarreal. El conjunto amarillo cayó eliminado de la Copa recientemente a manos del Athletic, algo que puede entenderse como un factor positivo ya que le permite centrarse en el campeonato doméstico y en la Europa League, donde le espera un dura eliminatoria ante uno de los candidatos al cetro final, el Napolés. Desde su vuelta a la liga BBVA, el submarino amarillo ha ido enlazando plantillas en las que destacaba la combinación entre jugadores jóvenes con otros más experimentados. Hasta el momento los resultados le han avalado y si el Villarreal sigue en la misma línea de juego y resultados la próxima temporada podrá disfrutar de la mejor competición a nivel de clubes, la Champions League.

Dinámica positiva

En las últimas jornadas el Granada ha ido enfrentándose a equipos que venían en una dinámica claramente positiva con resultados muy diferentes, como la contundente derrota ante el Eibar en Ipurúa o la reciente victoria contra el Getafe en Los Cármenes con un gol de Rochina cuando el partido ya agonizaba. Pero el Villarreal son palabras mayores, ya que puede considerarse como el equipo más en forma de la competición. El equipo entrenado por Marcelino García lleva sin conocer el sabor amargo de la derrota desde la jornada decimotercera ante el Getafe precisamente. A partir de esa fecha el submarino amarillo ha enlazado seis victorias contra Rayo Vallecano, Real Madrid, Real Sociedad, Valencia, Sporting y Deportivo y dos empates ante Espanyol y Betis. O lo que es lo mismo: 20 de los últimos 24 puntos en juego. Una auténtica barbaridad. Esta racha de partidos imbatido le ha permitido al conjunto castellonense disfrutar de la cuarta posición que da derecho a jugar Champions League la temporada que viene con total comodidad, ya que el siguiente clasificado, el Celta, está a una distancia de siete puntos. Por su parte, el Madrid, que ocupa la tercera posición y perdió en El Madrigal, está a tiro de un partido.

Un fortín

Si algo ha ayudado a que el Villarreal hoy esté cuarto y que incluso pueda mirar de reojo a cotas más altas ha sido su afición. El conjunto amarillo se ha mostrado intratable en su estadio y ya acaricia el récord de once partidos sin perder en casa de forma consecutiva que consiguió Mauricio Pellegrini en la temporada 2007/08, cuando estuvo sin conocer la derrota desde diciembre hasta mayo. Una dinámica que continuó las cinco primeras jornadas de la siguiente campaña. El equipo de Marcelino García lleva hasta el momento siete partidos en los que ha conseguido cinco victorias y dos empates y ahora recibe a rivales de un nivel inferior: Granada, Málaga, Levante y Las Palmas. Su última derrota en casa fue precisamente ante su más inmediato perseguidor, el Celta, que se impuso en El Madrigal con un gol de Nolito en el minuto 90.

Plantilla compensada

El Villarreal es una de las plantillas con la media de edad (26 años) más joven de Primera División. Desde jugadores como Matías Nahuel con 19 años hasta el capitán del timón y el directo del barco desde el centro del campo, Bruno Soriano, que tiene 31. De hecho, una de las claves del Villarreal es la diferencia de edad entre sus jugadores, ya que las ganas de la juventud contrastan con el saber estar de los más experimentados. El Villarreal es un equipo al que le gusta abrir el campo y empezar a crear juego desde ahí. El equipo de Marcelino utiliza las bandas, donde suelen estar ubicados Denis Suarez y Samu Castillejo, dos jugadores con descaro. En el centro del ataque juegan Bakambu y Soldado, que han demostrado entenderse perfectamente en lo que va de competición.