Inicio 1ª División Sala de Análisis: Atlético de Madrid – Juventus, una eliminatoria precipitada

Sala de Análisis: Atlético de Madrid – Juventus, una eliminatoria precipitada

421
0
Compartir

José Ramón Cobo-Reyes.- El sorteo de la Champions fue caprichoso e hizo que se cruzaran dos equipos favoritos para ganar la Champions League a las primeras de cambio. El Atlético de Madrid busca conseguir su primera Champions en el mejor ciclo de su historia. Este año existe una motivación añadida, puesto que la final es en su feudo, el Estadio Metropolitano. Para ello el Atlético no ha escatimado a la hora de reforzar su equipo, con incorporaciones importantes como Rodri, Lemar, Martins o Kalinic, a los que se añaden la evolución de promesas que ya son realidades como Lucas Hernández o Giménez.

La Juventus ha llevado este verano una política que supone un claro giro como club. El mensaje que envía a la plantilla y a Europa es claro, quiere la Champions League. Por ello ha apostado todo al corto plazo, con el fichaje de Cristiano Ronaldo como bandera, pero también la incorporación de Bonucci, desprendiéndose de una pieza de mucho futuro como Caldara, y los fichajes de Cancelo y Can.

Por tanto, estamos ante una eliminatoria de altos vuelos.

Cómo llega el Atlético

La eliminatoria es en febrero, por lo que mucho pueden cambiar las tornas desde este momento.

El Atlético llega con un inicio de Liga bastante dubitativo, 8 victorias y los mismos pinchazos (7 empates y 1 derrota). Además, está viendo como las lesiones se están cebando especialmente con su línea defensiva, teniendo que recurrir incluso a Saúl como lateral izquierdo de emergencia. Griezmann no está viviendo su mejor año de cara al gol en Liga (6 goles en 16 encuentros), aunque en la Champions sí que está acertado de cara al gol (4 goles en 6 partidos). Diego Costa es otro delantero que no está rindiendo como debiera, ya que solo lleva un gol en Liga y otro en Champions.

En cuanto a la parcela defensiva, el Atlético ha encajado 12 goles en 16 partidos, lo que le hace el conjunto menos goleado de La Liga junto al Getafe de Bordalás. Sin embargo, ha tenido encuentros en los que se le ha notado un tanto frágil en defensa, como la hecatombe en Dortmund y el partido ante el Valladolid, en el que llegó a dilapidar un 0-2 a favor, aunque finalmente conseguiría llevarse los tres puntos.

Sin embargo, el Atlético de Madrid estos últimos años ha dado su versión más competitiva en Champions League. Solamente el Real Madrid ha conseguido superarlo en eliminatorias y ha llegado a 2 finales en las últimas 5 campañas, además de lograr la Uefa Europa League la temporada pasada. El Atlético es un rival rocoso al que es muy difícil realizarle un gol en casa (2 goles en contra en eliminatorias desde la 2013/2014). A doble partido han caído ante él colosos como el Chelsea de Mourinho, el Bayern de Guardiola o el Barcelona (2 veces). Por tanto, no sería la primera vez que el Atlético elimina a un favorito para la Champions.

El Atlético suele dar sus mejores resultados en la segunda parte de la temporada. La plaga de lesiones se espera que esté más controlada en febrero, logrando recuperar sus efectivos en línea defensiva, y hay tiempo para que Griezmann recupere su mejor versión y se sacuda un poco la fatiga post-Mundial. El Cholo tiene esperanzas de recuperar para entonces a Diego Costa de su lesión. Los tres partidos que ha disputado hasta el momento ante Real Madrid y Barcelona se han saldado de forma positiva para ellos. Victoria en la Supercopa de Europa ante los blancos y dos empates en Liga, lo que demuestra que el Atlético sigue siendo un rival muy difícil de batir por los grandes.

Cómo llega la Juventus

 La Juventus llega con un historial prácticamente impoluto en la Serie A (15 victorias y 1 empate). Es el equipo más goleador de la Serie A junto al Nápoles (33 goles) y el menos goleado (8 goles). Aventaja a los napolitanos en 8 puntos, además de haberles ganado 3-1 en su encuentro directo, y en 14 puntos al Inter, al que derrotaron 1-0. Por tanto, o cambia mucho la situación o la Juve llegaría a febrero siendo campeón virtualmente.

En la Champions, han saldado su clasificación con más problemas de los que se le intuían. Empezó la fase de grupos con 3 victorias en las 3 primeras jornadas, siendo superior al Valencia en Mestalla y al Manchester en Old Trafford. La visita del Manchester United al Juventus Stadium parecía un mero trámite tras lo mostrado por los juventinos, que asustaban a Europa. De hecho, el encuentro fue controlado por la Juventus, que se encontraba en el 85 por encima del marcador. Sin embargo, los reds devils consiguieron darle la vuelta al marcador. Este partido pudo ser calificado como un accidente, ya que es cierto que el Manchester no hizo méritos para llevarse los 3 puntos. En su siguiente partido, en el que recibían al Valencia, tampoco mostraron su mejor versión, logrando la victoria por la mínima. Por último, cerraron la fase de grupos con una derrota a domicilio en Suiza ante el Young Boys, que no les costó el liderato por la derrota del Manchester United en Mestalla. Por tanto, acabaron con una 1 victoria y 2 derrotas la fase de grupos, lo que ha dejado dudas en el conjunto italiano.

 En cuanto al juego, la Juventus viene practicando un juego más ofensivo que las últimas campañas. Ahora cuenta con un sistema más ortodoxo, un 4-3-3, con dos laterales muy ofensivos (Alex Sandro y Cancelo), confirmando el abandono que venía haciendo las últimas campañas de los 3 centrales que tan buenos resultados les había dado. A pesar de ello, Allegri sigue realizando bastantes cambios tácticos entre partidos para encajar todas las piezas de su plantilla. El más damnificado hasta ahora de la llegada de Cristiano Ronaldo es Dybala, ya que el sistema  más utilizado (4-3-3) pierde la posición de enganche o mediapunta que tan bien le viene al argentino, que no llega a mostrar su mejor versión tirado a banda derecha. Bernardeschi está encontrando este año más oportunidades y un mejor nivel en esta banda derecha, aunque cada vez está entrando más Dybala por él.

Otra fortaleza que tiene el equipo es su plantilla. Seguramente estemos ante la mejor plantilla de Europa. Cuenta con recursos en el banquillo para cambiar cualquier partido (Douglas Costa, Cuadrado, Can, Khedira, Bernardeschi…). El único pero que puede tener la plantilla es la falta de un 9 suplente, aunque teniendo a Cristiano Ronaldo y a Mandzukic no iba a contar con demasiados minutos.

Los deberes que tiene la Juventus de aquí a febrero son pocos, pero tienen algunas fallas.  Deben encontrar en primer lugar al mejor Cristiano Ronaldo en Europa (1 gol en 5 partidos), ese devorador de eliminatorias que ha dominado Europa en 4 de las últimas 5 campañas. Allegri también debe lograr encajar a Dybala en el nuevo sistema para poder sacar su mejor versión. Para superar la eliminatoria ante el Atlético deberán mejorar su repliegue, puesto que han sufrido en algunos partidos los contraataques de sus rivales, y el Atlético es un especialista en ello.

Por tanto, la Juventus es un claro aspirante para la Champions League. Este año ha añadido a Cristiano, el jugador de Europa más dominante (junto a Messi) durante la última década. Este año están consiguiendo unos resultados demoledores en Italia, aunque deberá traspasarlos a Europa, donde ha realizado una fase de grupos algo desdibujada tras su brillante comienzo.