Inicio Fútbol Provincial «Botas solidarias» para generar sonrisas en Etiopía

«Botas solidarias» para generar sonrisas en Etiopía

628
0
Compartir
El proyecto de dos profesores cordobeses pretende recoger el máximo número posible de botas de fútbol para los niños de un orfanato etíope

Llevar el máximo número de botas de fútbol reutilizables a niños y adolescentes de un orfanato de Etiopía. Ese es el objetivo que se han marcado dos profesores de Educación Física cordobeses, José Miguel Repiso y Antonio Ortega, impulsores del proyecto “Botas Solidarias” a través de la plataforma Confórmate.

Para ello, han hecho un llamamiento a clubes, entidades deportivas y escuelas para que todos aquellos alumnos que lo deseen donen sus botas para la causa. “Buscamos botas para niños entre 0 y 18 años, sobre todo teniendo en cuenta que en edad de crecimiento se suele desechar el calzado deportivo todavía en buenas condiciones”, comenta José Miguel. Los únicos requisitos son que sean de taco o multitaco, que estén limpias para poder volver a usarse y que, al entregarse, vayan juntas para evitar que se queden pares sueltos.

El origen de su idea arranca por su interés común en el voluntariado. Amigos desde su etapa en la facultad de Magisterio, ya barruntaban esa aventura desde hace años. “Desde que nos conocimos en la carrera nos llamó la atención el tema. Ahora, por circunstancias laborales, hemos podido embarcarnos en ello y la primera piedra fue encontrar una ONG que nos puso todo tipo de facilidades como ha sido Ambessa”, explica José Miguel.

Esta ONG con sede en Córdoba realiza una excepcional labor social en la comunidad de Holeta (Etiopía). A José Miguel y Antonio les llamó la atención que los niños y niñas del orfanato jugaban a fútbol descalzos o en sandalias. “Habitualmente, los voluntarios aportan todo tipo de cosas, ya sea ropa, medicinas o material escolar. Son elementos básicos para su día a día. Sin embargo, nosotros vimos desde el campo emocional y sentimental de los chavales que el tema de las botas de fútbol podría tener repercusión. Cuando se lo propusimos a Ambessa el feedback fue muy positivo y nos lanzamos a darle forma al proyecto”, cuenta José Miguel.

José Miguel Repiso es profesor en el colegio Salesianos en Morón de la Frontera (Sevilla), mientras que Antonio es docente en la Fundación Santos Mártires de Córdoba. Además, ambos son entrenadores de fútbol, por lo que desde el principio apostaron por el ámbito educativo y deportivo. “Nuestra planificación se inició contactando con las principales instituciones educativas a nivel local, y de igual manera, con los clubes más importantes de Córdoba”.

José Miguel Repiso y Antonio Ortega, en una entrevista en Radio Marca.

Junto a ello, las redes sociales rápidamente viralizaron el proyecto y en apenas unas horas no sólo llegaron al espectro de la ciudad califal, sino que se pusieron en contacto con ellos desde diferentes puntos de la geografía española como Alicante, Barcelona, Sevilla o Jaén. “La acogida fue bestial y el alto grado de solidaridad que recibimos fue muy gratificante. La expansión de las redes sociales nos hizo cambiar nuestra idea inicial, que era más rudimentaria, para buscar un patrocinador o una entidad que nos ayude a financiar el equipaje para poder viajar a Etiopía con el máximo número de botas posible”, argumenta José Miguel.

De momento, mientras prosigue la búsqueda de ese patrocinador, ya han realizado gestiones para que en el caso de que la cantidad de botas recogidas sea muy grande, otras ONG puedan disponer de ellas. A lo largo de todo el mes de mayo apuestan por seguir recopilando botas. En Jaén, cuentan con el apoyo de Juan Diego Hervás, muy ligado al balompié jiennenseCubi, portero que ha defendido esta temporada la portería del Ibros CF y con un gran bagaje en el fútbol provincial, con el que compartieron estudios. “Cubi y Juan Diego Hervás son nuestros contactos en Jaén, están moviendo el proyecto en su entorno y de momento la respuesta también está siendo muy buena. Los clubes interesados puede ponerse en contacto con ellos”.

Stand de recogida de botas.

El límite para entregar las botas acaba entre el 5 y el 10 de junio. “Es el plazo que nos establecemos para poder contabilizar y analizar las botas para su selección, ya que el día 30 de junio viajamos a Etiopía”, indica José Miguel.

Allí estarán un mes, hasta el 30 de julio, y su objetivo es que su acción no se quede solamente en llevar las botas. “Además de las sonrisas que vamos a generar, nos gustaría colaborar en la educación de esos niños en torno al calzado, ya que no saben cosas tan elementales para nosotros como el tallaje de unas zapatillas o el cuidado de unas botas. De esta manera, dejaríamos un poso de avance para su futuro”. El fútbol, una vez más, como fenómeno social.